¿QUÉ ES EL LENGUAJE?

 

Lenguaje es un sistema de comunicación estructurado, que nos permite expresar pensamientos y sentimientos y constituye la base de la comunicación del ser humano, empieza su desarrollo desde el primer instante de vida cuando el bebé nos escucha hablar.

Conviene diferenciar el concepto de lenguaje del de voz, habla y lengua, pues los trastornos asociados a cada una de ellas son diferentes y no de la misma importancia.

Voz es el sonido que se produce con la vibración de las cuerdas vocales, mediante el aire que es expulsado por los pulmones y que sale por la boca.

Habla se refiere a la manera en que los sonidos son pronunciados en palabras. En sus características influyen la edad, el sexo, el estado de ánimo, la ocupación, etc.

Lengua es una forma específica de lenguaje que permite la comunicación entre los miembros de una comunidad idiomática.

 

Podemos decir entonces, que:

  • Un niño con un retraso en el lenguaje puede tener problemas para entender palabras y oraciones y/o utilizar oraciones cortas o incompletas.
  • Un niño con un retraso de habla tiene problemas para pronunciar los sonidos en palabras, pero puede utilizar correctamente las oraciones.
  • Un niño con problemas de voz presentará una voz ronca o excesivamente chillona.

 

Por supuesto, algunos niños pueden mostrar una combinación de varios trastornos.

 

 

 

 

¿QUÉ FACTORES INTERVIENEN EN EL DESARROLLO DEL LENGUAJE?

 

  • El proceso de maduración del Sistema Nervioso tanto central como periférico (desarrollo motor y especialmente el aparato fonador y auditivo).
  • El desarrollo cognitivo.
  • El desarrollo socioemocional.

 

Por otra parte, hay que tener en cuenta que el lenguaje infantil es un fiel reflejo del entorno social en que el niño se desenvuelve, siendo la imitación del lenguaje de los demás y el deseo de comunicarse las dos variables que hacen que el lenguaje se forme.

 

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE EL LENGUAJE?

 

El lenguaje se desarrolla gracias al pensamiento y el pensamiento toma forma y se desarrolla gracias al lenguaje (ambos se necesitan).

Es decir, hace progresar las capacidades mentales superiores involucradas en los procesos de aprendizaje.

  • Es una herramienta para pensar.
  • Ayuda a la reflexión y a la conceptualización.
  • Está estrechamente ligado al desarrollo cognitivo
  • Hace progresar la capacidad de representar personas, objetos y situaciones.
  • Desarrolla nuestra capacidad de abstracción, análisis y síntesis
  • Facilita la comprensión y resolución de problemas.
  • Ayuda a entender las emociones.
  • Es un instrumento fundamental para las relaciones sociales, y por tanto para el desarrollo social y afectivo.

 

 

 

 

DESARROLLO DEL LENGUAJE

 

El desarrollo del lenguaje es universal, lo cual no quiere decir que sea cronológicamente idéntico en todos los niños.

Los primeros años del niño son los más importantes, por ello es importante observar la evolución de este proceso.

Dos etapas:

  • Etapa prelingüística
  • Etapa lingüística

 

La etapa prelingüística es la que va desde el nacimiento hasta la aparición de las primeras palabras “intencionadas”.

No existe habla propiamente dicha, pero si comunicación y entrenamiento de las habilidades que nos van a permitir el desarrollo posterior del lenguaje. 

En esta etapa el niño se comunica a través del llanto y la sonrisa. Aprende a conocer las inflexiones de la voz que le van a ayudar a identificar los sentimientos y estados de ánimo de las personas que le rodean y empieza a reconocer las voces de sus cuidadores y allegados.

Entrena sus habilidades fonatorias, primero emitiendo sonidos guturales una y otra vez, después repitiendo los que oye y por último utilizando voluntariamente esas emisiones que darán lugar a las primeras palabras con significado.

 

Comienza, entonces, la etapa lingüísticaEl habla comienza a enriquecerse con palabras cada vez más complejas articulatoriamente hablando, aunque una sola palabra puede servir para definir muchas cosas (perro puede referirse a cualquier animal). Cada vez utiliza más fonemas. Aparecen los verbos y empieza a construir frases.

Comprende más de lo que puede expresar y sabe llevar a cabo órdenes sencillas.

Sobre los dos años posee un vocabulario aproximado de 200 palabras y es capaz de emitir enunciados de tres elementos.

Entre los 2 y los 3 años comienza la etapa más fructífera del lenguaje y a los tres años ya puede llegar a manejar hasta 1000 palabras.

Las estructuras gramaticales se van haciendo más complejas, sigue aumentando su vocabulario y mejora su articulación de manera que todo el mundo puede entenderle.

Entre los seis y siete años ya tiene adquiridos todos los fonemas y el lenguaje se ha consolidado.

 

Nº de registro sanitario:

C-32-000776

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Centro de Logopedia Vox